Control de roedores en criaderos de cerdos

12.05.2014 09:33

El equipo de trabajo de BASF fue invitado con gran honor a una jornada de trabajo porcino GTCP, el cual es un grupo de trabajo que busca mejorar la calidad de la actividad porcina en la zona. Está liderado por dos veterinarios que trabajan con mucha pasión y buscan mejorar la actividad, la sanidad y todo lo que es la eficiencia en la producción porcina.

 

Estos profesionales veterinarios hacen reuniones cada dos o tres meses juntando a los productores que ellos asesoran. Es comparable a un grupo CREA, pero de cerdos.

El año pasado BASF había sido invitado también por el mismo grupo a dar una charla con taller en Tandil sobre el tema roedores, y este año afortunadamente se pudieron realizar las gestiones junto con la Universidad de Tandil para llevarla a cabo nuevamente, pero ahora con mayor presencia de alumnos de la fac de veterinaria.

Fue una muy buena reunión a sala llena donde además de los asesores y los veterinarios que trabajan en la actividad porcina había alumnos de la facultad. Eso permitió transmitirle las experiencias en control de roedores y otras plagas, que no están ni en libros ni en internet, a las futuras generaciones de veterinarios para que ellos comiencen a visualizar los problemas que a veces no se ven en el día a día y empiecen a asesorar y a mejorar todo lo que es la calidad agroalimentaria pero también lo que tiene que ver con el bienestar animal.

En esta oportunidad, los temas tratados fueron:

-la importancia económica y sanitaria de los roedores en las granjas,

-cómo realizar los diagnósticos acertados, para posteriormente poder llevar a cabo los métodos correctos de control, determinar los niveles de infestación en granja, cómo hacer una gestión de diagnóstico por anillos,

-el debate y reflexión sobre el tema: "el cerdo ... no es un chancho" y comprender que requiere ciertos cuidados especiales entre ellos el de reducir la capacidad de carga ambiental. Marcelo Hoyos reflexiona indicando que toda la genética de alto rendimiento, la alimentación precisa y balanceada, la asistencia veterinaria, el manejo profesional la administración del criadero y el manejo del saneamiento del predio no pueden ser islas o ambientes estancos, son eslabones de una misma cadena. La salud y bienestar animal también deben ser considerados al manejo y articulados en toda la cadena de producción.

Los criaderos de cerdo NO deben tener roedores:

Con respecto a los tópicos tratados en este curso, Marcelo comentaba a la audiencia que si se trabaja con cerdos y hay poblaciones activas de roedores en un mismo lugar, es muy probable que pueda haber casos de triquinosis. La ecuación de riesgo sería: CERDOS + ROEDORES = RIESGO DE TRIQUINOSIS. Si bien mucho depende del tipo de alimentación que se suministre a los animales, hay una fuerte asociación de esta enfermedad al tema roedores. Así lo indican las guías de producción del SENASA.

Marcelo comentó también que, en situaciones de alta infestación de roedores, ha observado hembras con mordeduras en las vulvas, placentas comidas por roedores, entre otros daños también graves generando estres a los animales y atentando contra el bienestar animal.

Todos los veterinarios y productores que trabajan en criadero de cerdos saben perfectamente que La Triquinosis es una zoonosis muy grave cuyo vector es justamente el reodor, porque afecta seriamente tanto la salud de los consumidores como el bolsillo de los productores también, indirectamente, a la economía del lugar. Se generan clausuras, decomisos y la sanción mediática de los consumidores. Además, el criadero permanecerá en la mira de las autoridades sanitarias por mucho tiempo

El enemigo de los roedores, el ordenamiento y limpieza:

Asimismo, BASF resaltó el concepto asociado al "ordenamiento y la limpieza de los criaderos" para que la disponibilidad de alimentos que tengan los roedores sea cada vez menor. Esto reduce la capacidad de carga ambiental pero tambien los olores, las moscas y la difusión de enfermedades.

En el caso de que haya roedores la competencia entre el rodenticida vs el alimento balanceado, si este último es limitado, hace que sea mucho más eficaz el control y los roedores apunten a comer el rodenticida y los programas son mucho más eficaces.

También el Ing. Hoyos, habló mucho de la "gestión del control de roedores" y dijo que la idea no es "tirar veneno" sino trabajar en "gestión de control" de manera coordinada, integrada y con personal capacitado y entrendado. Es importante reconocer los lugares críticos y para ello se debe entrenar al personal para aprender las técnicas de diagnóstico, programación y gestión.

Tirar veneno? O llevar adelante un programa de control?

Tirar veneno son modelos reactivos asociados con malos controles y problemas crónicos. Llevar adelante un programa de control, permite elevar los niveles de control, bajar las poblaciones, disminuir riesgos, trabajar de manera integrada con diferentes métodos como culturales, físicos y químicos. Son más sustentables seguros y conlleva a una mayor economía que el método reactivo. Un programa de control se asocia a un método Proactivo que permite adelantarse a los hechos y tener al personal entrenado.

Otro aspecto clave tratado en este evento fue la descripción de los productos rodenticidas del mercado, las alternativas con las que cuenta BASF y, de manera más puntual, el método de control con el rodenticida de segunda generación Storm. Se explicó que este producto ha demostrado que es el que más se adapta a las condiciones extremas y a estos sistemas de trabajo. Indica Marcelo Hoyos que Storm es una potente herramienta para ser incluida en los metodos proactivos mencionados. También llamado MIP (manejo integrado de plagas).

Una de las ventajas de Storm, es que necesita una dosis muy baja para lograr eliminar a la plaga. Si el producto no fuera así de contundente y de alto impacto inicial, el problema de roedores se volvería crónico en el criadero, aun con tratamientos rodenticidas. Esto genera costos y no reduce el problema.

Recuerda el Ing. Hoyos que el ámbito donde trabajamos es muy complejo y el roedor tiene todo a su favor: adaptación, comida, agua, sitios para anidar y multiplicarse. La batalla requiere un buen producto con una buena estrategia.

La palatabilidad del cebo rodenticida:

Además el producto rodenticida a elegir debe tener la más alta palatabilidad que en el caso de Storm está dado por la gran calidad proteica (harinas y granos) y el bajo contenido de parafina.

Otros rodenticidas llamados parafínicos muestran, en estos ambientes complejos, baja preferencia por parte de los roedores justamente por presentar tanto contenido parafínico que no tiene valor alimenticio para el roedor. Ademas la parafina se deteriora con la luz y el calor requiriendo recambios mas frecuentes y generando más costos. Por eso Storm desde hace más de una década es considerado el rodenticida para estos ambientes tan especiales y complejos, pero siempre atado a una estrategia correcta que la empresa BASF ofrece a los usuarios de sus productos mediante charlas de capacitación y talleres a campo.

Storm tiene doble sistema de seguridad, con un potente amargante y un colorante hidrosoluble que tiñe mucosas y heces de manera intensa. Además los riesgos de intoxicación en criaderos son bajos debido a que la dosis letal para cerdos con Storm es muy alta y por otro lado la estrategia BASF apunta justamente a trabajar de manera estratégica para bajar los riesgos de ingesta accidental.

Como en todos los productos químicos, La seguridad y la responsabilidad comineza cuando se abre el envase y eso depende de todos nosotros.

Ing. Agr. Marcelo Hoyos
Gerencia Técnica Desarrollo de Mercado Non Crop S-APS/SV
Phone: +5411-4317 9623 Mobile: 011 15 4054 9623 E-Mail: ambiental-ar@basf.com 
Postal Address: BASF Argentina S.A., Tucumán 1 - Edificio República, C1049AAA Buenos Aires, Argentina

http://www.cuencarural.com/higiene_ambiental/89519-control-de-roedores-en-criaderos-de-cerdos-el-cerdo-no-es-un-chancho/