La Argentina es uno de los países elegidos por las empresas lácteas israelíes

24.04.2013 08:17

Una empresa israelí desarrolló un novedoso robot para ordeñar vacas a bajo costo. En esta línea, las firmas, líderes en producción láctea, eligieron a la Argentina como uno de sus principales destinos para la introducción de tecnología de punta en esta importante industria.

La Argentina es uno de los países elegidos por las empresas lácteas israelíes

“Los sistemas automatizados de ordeño que están en el mercado no son muy apropiados para las grandes granjas lecheras”, dijo el Ceo de MiRobot, David Rubin, al presentar la propuesta que promete revolucionar el mercado lácteo. La máquina permite ordeñar un mayor número de vacas.
En los últimos años, las vacas israelíes se convirtieron en líderes mundiales en la producción de leche y productos lácteos, y en una nueva faceta decidieron exportar sus conocimientos sobre la alimentación, el ordeño y la cría de vacas.

Para muchos agricultores del mundo en desarrollo, el modelo israelí generó una revolución en la producción de leche, lo que permite a los tamberos tripliquen o cuadrupliquen su producción.
Justamente, la compañía Agritech acaba de poner en marcha MiRobot, una gran innovación israelí que promete revolucionar a la industria lechera.
Se trata de un robot que automatiza completamente la producción de leche, a un costo mucho más bajo que cualquier otra sistema. “Los sistemas automatizados de ordeño que están en el mercado no son muy apropiados para las grandes granjas lecheras”, dijo el CEO de MiRobot, David Rubin, en declaraciones publicadas por The Times de Israel.
“Los robots que están disponibles sólo puede manejar alrededor de 70 vacas al día -lo que es considerado un número pequeño en el negocio lechero- y cuestan entre 150.000 y 200.000 dólares. Pero para las grandes explotaciones, donde hay 3.000 vacas en 100 estaciones de ordeño, la automatización es más desigual, y se necesita un equipo para conectar a las vacas a los equipos de ordeño”, explicó.

Rubin indicó que este sistema “cuesta dinero, y los gastos se transmiten a los consumidores”. El negocio lácteo es uno de los de más bajos márgenes y beneficios, y con el fin de maximizar los ingresos, los agricultores tratan de mejorar la producción.
Sin embargo, Rubin explicó que “hay un límite a la productividad de la vaca, y aunque se trate de obtener más leche de vaca, todavía hay que pagarle al personal para hacer el trabajo”.
Para el empresario, en los países occidentales, encontrar trabajadores dispuestos a caminar por el fango de un puesto de ordeño y físicamente adjuntar la teta de una vaca a una máquina de ordeño no es fácil.
Rubin indicó que “la idea de un robot para las grandes granjas tiene sentido debido que se puede manejar cientos de vacas de forma rápida y eficiente”.
El sistema MiRobot, según indicó el directivo, permite a los agricultores asegurarse que todas las vacas estarán cubiertas en forma automática sin la necesidad de que los trabajadores preparen a los animales para el ordeño.
“El robot hace todas las tareas de ordeño, ya sea desde la limpieza del mecanismo de ordeño, adjuntando copas para los pezones, lo que asegura un mecanismo de ordeño seguro”, indicó el CEO.
MiRobot se ajusta a un costo de sólo 12.000 dólares, lo que es muy inferior al de cualquier sistema de robot de ordeño.


Fuente: http://www.prensajudia.com