Pese a baja de precios la lechería "es buen negocio" en Uruguay

14.06.2014 11:52

El presidente de la Asociación Nacional de Productores de Leche de Uruguay (ANPL), Eduardo Viera, aseguró que pese a la baja de precios que vive el sector, la lechería es un negocio rentable y hay que mirarlo a largo plazo.

Pese a baja de precios la lechería "es buen negocio" en Uruguay

Los precios internacionales de los lácteos, coyunturalmente, están a la baja, pero todas las proyecciones coinciden en un incremento de la demanda desde regiones como África y Asia, donde el poder adquisitivo de los consumidores mejora y demandan mayor nivel de proteínas en su dieta.

"Los precios bajos preocupan mucho" y "no sabemos qué pasará en el corto plazo", pero el productor "no debería desalentarse, porque la lechería sigue siendo un buen negocio", aseguró a el diario El País el presidente de la ANPL, Eduardo Viera. La baja de precios para los lácteos le pega más fuerte al productor porque los costos fijos siguen subiendo.

Si bien la lechería es un negocio a largo plazo y todas las inversiones están pensadas en esa dimensión -el tambero está acostumbrado a las bajas de precios como las que registra el mercado mundial-, Viera insiste en que el productor "debe ser optimista" y debe continuar "con una inversión permanente en tecnología, en pasturas y en genética para poder elevar la producción".

Viera insistió en que el modelo productivo de Uruguay tiene "la fortaleza de ser pastoril" y esa es una gran ventaja frente a otros países productores donde los granos tienen mayor incidencia en la dieta.

La lechería uruguaya hace rato que adoptó el camino del crecimiento y de la tecnificación, mostrando un aumento en la producción individual por vaca, en la incorporación de tecnologías como los patios de alimentación y en una disminución importante en las emisiones de carbono (gas causante del efecto invernadero) por vaca. Sin embargo, porteras hacia adentro, en los tambos todavía hay mucho por hacer.

En ese sentido, el presidente de la Asociación Nacional de Productores de Leche, insistió en que "se debe continuar incorporando tecnología y tomar mayores precauciones frente al cambio climático". Si bien se transita por un año Niño, donde no se prevén sequías, hay que prepararse con tiempo para enfrentarlas invirtiendo en riego y reservas de agua.
 
Pero Viera reconoció que "también hay mucho para mejorar en pasturas".
Según su visión, en los últimos años se intensificó el uso de concentrados, sin abandonar la base pastoril, en base a la rentabilidad positiva que tuvo el rubro.

Sin embargo, "el pasto es la comida más barata y todavía hay un largo camino por recorrer en cuanto a mejora de pasturas y cuidados del suelo", le dijo Viera a El País.
Lo que sí reclamó son plazos de financiación "a más largo plazo", para que el productor pueda seguir invirtiendo y apuntalando el crecimiento del sector.

Vivienda
En otro orden, la ANPL sigue trabajando para solucionar los problemas de viviendas que viven hoy los tamberos, porque gran parte del área lechera es arrendada.
Por eso, hizo un llamado a socios e interesados en adquirir viviendas prefabricadas y abrió una licitación para las empresas dedicadas al rubro.
En estos momentos se están estudiando las propuestas. "Cuando hicimos el llamado nos encontramos con que muchos productores estaban interesados en vivienda", expresó Viera

 

todoagro