Productores tiraron 3 mil litros de leche y hay 30 mil hectáreas afectadas

26.12.2012 11:27

 

Las lluvias del pasado fin de semana rompieron todos los trazados y es imposible sacar la producción láctea. Los animales tampoco tienen donde pastar debido a las lagunas que se formaron en los campos.

 

Ucacha.- A casi una semana de que unos 200 milímetros inundaran caminos y aislaran a unos 40 tambos ubicados al norte de la localidad, los productores lecheros se vieron obligados a arrojar unos 3000 litros de leche, que no pudieron comercializar, por lo que estiman que serían superiores a los 15 millones de pesos las pérdidas provocadas por las últimas lluvias y la pedrada ocurrida el domingo último en esta zona.

Jorge Bainotti, uno de los productores más perjudicados por las consecuencias climáticas opinó en diálogo con PUNTAL: “Son alrededor de 30 mil las hectáreas afectadas, cerca de 40 tambos y unas 500 personas directa o indirectamente relacionadas a esta actividad. La situación es muy complicada”.

Bainotti indicó que tras las lluvias se unieron al Municipio y la provincia para paliar esta situación. Asimismo, junto con el Consorcio Caminero trabajan para poder recuperar los caminos. “Esa es la prioridad, ya que de otro modo no podemos sacar la producción de nuestros campos”, agregó.

Por su parte, el intendente local, Javier Paulucci, quien recorrió la zona junto a este medio en horas del mediodía de ayer se lamentó por las consecuencias que tendrá esta situación. “Ya sentimos el impacto en el pueblo. Esto afecta la economía del pueblo y aún más en vísperas de las fiestas. El impacto ha sido muy importante. Debo destacar que rápidamente encontramos respuesta, pero llevará tiempo poder normalizar esta situación que nos ha pegado muy fuerte”.

Y agregó que no poder sacar la producción complica mucho. “Son alrededor de 30 mil las hectáreas afectadas. Debemos de inmediato recuperar los caminos perdidos porque muchos productores quedaron aislados en sus campos y no pueden salir, menos aún llevar sus producciones”.

Sobre las posibles soluciones a la problemática generada por las lluvias, Paulucci indicó que llevará un proyecto a la Nación en el transcurso de la semana para enarenar y nivelar caminos.  “Teníamos aprobado una partida de cerca de 1,9 millón de pesos pero estimamos que se necesitarían cerca de 4 millones para poder realizar las obras mas urgentes y recuperar los caminos perdidos”.
Desniveles

Los caminos perdieron mucha altura en relación a los campos y cuando ocurren  precipitaciones importantes los mismos se convierten en ríos que impiden la circulación de los productores, obligando a que en algunos casos, la producción de leche, al vencer sus plazos estipulados, debiera tirarse al no poder ser retirada por los camiones.

 

tambo inundado

Uno de los camioneros que a diario recorre la zona para receptar la leche que luego lleva a una planta láctea de SanCor, indicó que en la semana no recibió casi nada de producción. Sólo a él le debían entregar mil litros, que en realidad se perdieron.

“Esto es un desastre -dijo Raúl, tambero de la zona norte-. Nos sorprendió tanta lluvia y no pudimos hacer nada, menos sacar los tachos, ayer (viernes) tuvimos que tirar la producción y mañana veremos. Si vuelve a llover las consecuencias seguirán creciendo en contra nuestra,. Este año ha sido malo. Somos un tambo chico y debemos pensar bien si podremos seguir”.

Edgardo Vassia, secretario del Consorcio Caminero local, indicó que son alrededor de 50 kilómetros de caminos los que fueron arrasados por las aguas.
Otra preocupación de los productores radica en que muchos animales quedaron sin pasturas para comer, frente al avance de las aguas en los campos, sólo pudiendo hacerlo en las lomas mas altas, próximas a la ruta provincial que atraviesa por el lugar, única vía de escape frente a la escasez de los caminos de tierra, totalmente anegados en la zona norte.

Pero también tuvo su impacto social ya que una escuela rural de la zona no pudo hacer el final del ciclo lectivo debido a que los caminos impidieron la llegada de los alumnos y de los familiares al establecimiento.

“Estamos trabajando en conjunto con la Subsecretaría de Recursos Hídricos de la provincia. Además se ha declarado la emergencia sanitaria en la zona, permitiendo la asistencia inmediata de personas que puedan quedar sin poder salir de sus campos a raíz de la falta de caminos” agregó el intendente. También desde el Municipio, y a pedido de los productores, se iniciarán gestiones ante distintas reparticiones nacionales con el objetivo de obtener créditos blandos y subsidios.

Juan Garafulic
http://www.puntal.com.ar